dianafrancop
Quisiera dejar de ser la segunda opción. A las segundas les tocan las palabras robadas, usadas, recicladas y hechas de plástico. Quiero ser querida diferente, que me hagan sentir completamente nueva, como una brisa fresca en un infernal verano que te hace temblar de placer. Quiero ser amada, no sólo deseada. Quiero que piensen en mí, que me abracen. Que nunca me olviden debajo de una pila de nombres y números falsos. Merezco tener un corazón que haga click al ensamblarse con el mío. Debería ser apreciada, adornada con besos febriles de unos labios suaves que sólo se posan contra los míos y se graban irrevocablemente en mi memoria y en el tiempo.
Le conté a un pajarito, Denise Márquez (via denisesoyletras)